Mirando la ceremonia del Mundial Rusia 2018, se hace ver la organización, el despliegue artístico, la tecnología y el gran trabajo que han hecho, es admirable; una gran presentación.  Sin embargo, un artista lo arruina todo al hacer un gesto vulgar con su mano ante las cámaras y millones de personas: niños, jóvenes y adultos que miran un evento tan esperado.  Lo peor de todo es que esto será viral en las redes y probablemente aplaudido, no por lo artístico o lo bien organizado, sino por un gesto irresponsable y grosero, irrespetuoso y vulgar.  Cosas como éstas hoy las defienden diciendo : es que estamos en el siglo XXI.

A veces marcar una diferencia es “no cambiar”, promover los buenos valores de respeto y educación que desde hace muchos años nos enseñaron.  Seamos creativos, artísticos, organizados, elocuentes,  humoristas, perfectos y de gran calidad; tengamos categoría y excelencia en lo que hacemos.  Pero no perdamos aquellas cosas que son de gran valor: el respeto, la educación, la consideración, y sobre todo el temor a Dios; cosas que hacen de una persona una Gran Persona.  Formando nuestro carácter para un buen proceder en la vida.  Si estas buenas cosas te las han enseñado, no cambies, y así marcaras la diferencia.

JOSE MARTINEZ

DIRECTOR PALABRA DE VIDA PANAMÁ